Gestionar los residuos de forma correcta es un servicio público esencial para superar la emergencia por el COVID-19

La Pandemia de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) continúa extendiéndose sin barreras, ocasionando grandes impactos en la salud humana y en la economía a nivel mundial.

La apropiada gestión de los residuos es una actividad esencial, y que en esta situación especialmente debe llevarse a cabo de forma correcta. Desde la ONU se insta a los gobiernos a gestionar los residuos como servicio público de forma urgente y esencial, para disminuir todos los impactos sobre la salud humana y el medio ambiente.

 

slider04Centro de Tratamiento de Residuos Montemarta Cónica

De hecho, en las medidas tomadas por algunos países como Italia de confinamiento extremo y suspensión de las actividades no esenciales, la recolección de residuos y su posterior gestión están consideradas esenciales.

La forma correcta de gestionar estos residuos es diferenciando el origen (uso médico o domiciliario) y su tipología (residuos peligrosos y residuos no peligrosos).

Para el caso de que el origen de los residuos sea de uso médico en contacto con COVID-19. Los procedentes de hospitales, ambulancias, centros de salud, hoteles u otras instalaciones hospitalizadas, y derivados de la desinfección de instalaciones etc, se consideraran residuos peligrosos (infecciosos) y se gestionaran como tales, según se dispone en la regulación autonómica sobre residuos sanitarios.

El manejo efectivo de los desechos biomédicos y de atención médica requiere una identificación, recolección, separación, almacenamiento, transporte, tratamiento y eliminación apropiados, así como aspectos asociados importantes, como la desinfección, la protección del personal y la capacitación. Las Directrices técnicas del Convenio de Basilea de las Naciones Unidas sobre la gestión ambientalmente racional de los desechos biomédicos y sanitarios, incluyen información y aspectos prácticos de la gestión de residuos útiles para las autoridades que buscan minimizar los riesgos para la salud humana y el medio ambiente.

Por otro lado, los residuos de origen domiciliario se diferenciarán en aquellos hogares con casos positivos y en cuarentena. Y en lo que no existen casos positivos y no se encuentra en cuarentena.

En aquellos hogares en los que existan casos positivos o estén en cuarentena, se deberán depositar los residuos utilizando 3 bolsas, según el origen de los mismos.

BOLSA 1: Según las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, los residuos del paciente, incluido el material desechable utilizado por la persona enferma y sus cuidadores (guantes, pañuelos, mascarillas) y, en su caso, el EPI del personal sanitario (excepto gafas y mascarillas), y se han de eliminar en una bolsa de plástico en un cubo de basura dispuesto en la habitación, preferiblemente con tapa y pedal de apertura, sin realizar ninguna separación para el reciclaje.

BOLSA 2: La bolsa de plástico (bolsa 1) donde se deposite debe cerrarse adecuadamente e introducirla en una segunda bolsa de basura (bolsa 2), donde además se depositarán los guantes utilizados y se cerrará adecuadamente antes de sacarse de la habitación.

BOLSA 3: La bolsa 2, con los residuos anteriores, se depositará en la bolsa de basura (bolsa 3) con el resto de los residuos domésticos. La bolsa 3 también se cerrará adecuadamente.

Inmediatamente después se realizara una completa higiene de manos, con agua y jabón, al menos 40-60 segundos.

La bolsa 3 se depositará exclusivamente en el contenedor de fracción resto (o en cualquier otro sistema de recogida de fracción resto establecido por la entidad local), estando terminantemente prohibido depositarla en los contenedores de recogida separada de cualquiera de las fracciones separadas (orgánica, envases, papel, vidrio o textil) o su abandono en el entorno.

En el caso de los hogares sin positivos ni en cuarentena, la separación de los residuos se realizará como viene haciéndose habitualmente.

Con el fin de reducir al máximo la fracción resto (o fracción seca donde sea aplicable) que llega las plantas de tratamiento, conviene recordar a los ciudadanos la importancia de optimizar la recogida separada de las distintas fracciones (papel/cartón, vidrio, envases, orgánica en su caso), y depositar en sus contenedores únicamente los residuos correspondientes a tales fracciones.

Es necesario tener en cuenta, que los guantes de látex o nitrilo empleados para hacer la compra u otros usos no son envases y por tanto no deben depositarse en el contenedor de envases ligeros (amarillo).

La gestión segura de los residuos domésticos. Las pautas sobre las especificidades del reciclaje o la eliminación de dichos desechos se detallan en la Hoja de datos del Convenio de Basilea sobre atención médica o desechos médicos.

Las partes en el Convenio de Basilea están trabajando actualmente en un documento de orientación para el manejo racional de los residuos domésticos y, aunque todavía no se ha finalizado, se puede consultar un borrador inicial para obtener orientación provisional.

El Secretario Ejecutivo de los Convenios de Basilea, Rotterdam y Estocolmo, Rolph Payet declaró que “Todas las ramas de la sociedad se unen para vencer colectivamente al virus y minimizar el impacto humano y económico de COVID-19 en todo el mundo. Al abordar este desafío enorme y sin precedentes, insto a los responsables de la toma de decisiones en todos los niveles, internacional, nacional, municipal, urbano y distrital, a que hagan todo lo posible para que la gestión de residuos, incluidas las fuentes médicas y domésticas, sea una prioridad y se garantice el mínimo impacto de estos flujos de residuos potencialmente peligrosos sobre la salud humana y el medio ambiente".

El Centro Montemarta Cónica cuenta con todas las medios necesarias para la gestión integral de residuos tanto para uso médico, doméstico y otros.

Con instalaciones destinadas al tratamiento de Residuos Biosanitarios y con Vertedero controlado para todos los Residuos procedentes de la fracción resto. Del mismo modo el Centro Montemarta Cónica dispone de las infraestructuras necesarias para el tratamiento de recogida selectiva de envases y recogida selectiva de Materia orgánica.

El Centro Montemarta Cónica ha continuado prestando su servicio de gestión de los Residuos Sólidos Urbanos de forma ininterrumpida a lo largo de esta crisis, adaptando sus operaciones a las especiales circunstancias, y seguirá haciéndolo en su compromiso de servicio a la comunidad.

 

DSC 0584Planta de Tratamiento de Residuos Biosanitarios (Centro Montemarta Cónica)

Fuentes: 

https://www.unenvironment.org/news-and-stories/press-release/waste-management-essential-public-service-fight-beat-covid-19

 

 

 

Cátedra de Economía Circular. Universidad de Sevilla. Escuela Técnica Superior de Ingeniería. Camino de los Descubrimientos s/n 41092 SEVILLA Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@Catedra Economia Circular - Maqueta: 2grcolor