GSA apuesta por la innovación y el impulso de la economía circular, generando bioproductos a partir de los residuos orgánicos de la provincia de Sevilla

El proyecto C-Biofert tiene como objetivo valorizar los residuos orgánicos de la provincia produciendo a partir de ellos biofertilizantes y bioestimulantes vegetales que serán empleados en la agricultura.

labCaptura

El proyecto se lleva a cabo en el Centro Integral de Tratamiento de RSU de Montemarta-Cónica de Alcalá de Guadaíra y cuenta con el apoyo técnico de ITENE Centro Tecnológico, del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Sevilla (IRNAS), y la subvención del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

Desde GSA se ha puesto en marcha C-Biofert, apostando por la economía circular, uno de los pilares en la gestión de la empresa. Principalmente, la economía circular persigue establecer una solución integral para el tratamiento de la fracción orgánica, desarrollando aplicaciones que hagan más sostenible la agricultura.

Por otra parte, el proyecto, que concluirá en 2022, supone una ambiciosa iniciativa que facilitará el estudio del efecto de los PGPR (Plant Growth Promoting Rhizobacteria), microorganismos producidos a partir de dichos residuos.

Se validará la producción de biofertilizantes a escala piloto y su efecto en campo. Además, como actividad adicional y con el objetivo de asegurar su buen funcionamiento, los PGPRs serán capaces de soportar niveles elevados de metales pesados pudiendo aplicarse, por tanto, en suelos contaminados.

Los biofertilizantes son productos elaborados a partir de PGPR que promueven el crecimiento vegetal. Estos microorganismos tienen un papel fundamental y beneficioso en el desarrollo de los cultivos y en el mantenimiento de los suelos. El uso de estos biofertilizantes promueve una agricultura ecológica y sostenible, uno de los pilares en la gestión de GSA.

El aprovechamiento de la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos (FORSU) como medio de crecimiento de los PGPR permite optimizar la valorización de dichos residuos, los cuales, o no se reciclan, o se valorizan en productos de bajo valor añadido. Estos residuos, tratados adecuadamente, tienen un gran potencial de valorización debido a su elevado contenido en nutrientes, bajo coste y cantidades elevadas.

Por tanto, esta iniciativa supone una solución inteligente y circular para generar valor y hacer más sostenible la gestión de los residuos y la agricultura.

Fuente: https://www.gsaserviciosambientales.com/gestion-residuos-organicos/

Cátedra de Economía Circular. Universidad de Sevilla. Escuela Técnica Superior de Ingeniería. Camino de los Descubrimientos s/n 41092 SEVILLA Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@Catedra Economia Circular - Maqueta: 2grcolor