El Centro integral de Tratamiento de Residuos Montemarta Cónica gestionado por ABORGASE, es un ejemplo de la correcta gestión de los residuos en esta crisis sufrida por la pandemia de COVID-19

La situación de crisis ocasionada por la pandemia de COVID-19 ha afectado a prácticamente todos los aspectos de nuestra sociedad y nuestra economía. Muchas actividades se han visto forzadas a parar para prevenir los contagios y proteger la salud de las personas. La correcta gestión de los residuos es una de las actividades que no pueden parar, se trata de un servicio esencial que debe seguir prestándose pase lo que pase. El Centro Integral de Tratamiento de Residuos de Montemarta Cónica en Alcalá de Guadaira es un buen ejemplo de ello. En él, se presta el servicio de la gestión de los residuos sólidos urbanos a más del 70% de la población de la provincia de Sevilla, en la que se incluyen las poblaciones con mayor número de habitantes, como la propia capital, Dos Hermanas, Alcalá de Guadaira, Utrera, Los Palacios, Carmona o la comarca del Aljarafe, entre otros.

 

PHOTO 2020 04 25 15 51 28Planta de Tratamiento de Resiudos Biosanitarios

Desde que el 11 de Marzo de 2020 la OMS reconoció el COVID- 19 como pandemia global, ABORGASE en su Centro Integral de tratamiento de Residuos comenzó a estudiar todas las alternativas posibles para la adaptación de su actividad a la situación de alerta sufrida en el país.

En el Centro Montemarta Cónica, se ha trabajado para prestar el tratamiento correcto a cada uno de los diferentes flujos de residuos, de acuerdo a las recomendaciones del Ministerio, de la Junta de Andalucía, e incluso de la ONU. A continuación se explicará el tratamiento de los flujos de fracción resto (bolsa gris), residuos de envases (bolsa amarilla) y residuos infecciosos procedentes de hospitales.

En general Aborgase, en esta gestión, ha seguido tres principios fundamentales:

  • Prestar el servicio esencial a la sociedad.
  • Proteger la salud de los trabajadores y los ciudadanos.
  • Mantener el compromiso con el medio ambiente y la economía circular, reciclando la mayor cantidad posible de recursos, de acuerdos a los preceptos de la Unión Europea y la Junta de Andalucía.

Flujo de residuos de la fracción Resto

Siguiendo la instrucción sobre gestión de residuos domésticos y COVID-19 recibida por el Ministerio de no proceder a la apertura manual de bolsas en las instalaciones de tratamiento, y las indicaciones de que para el tratamiento de la fracción resto, las plantas deben estar automatizadas. La Planta de Reciclaje y Compostaje no se está operando durante el estado de alarma decretado. Es por ello, que en el Centro Montemarta Cónica se procede al depósito directo en vertedero controlado, adoptando todas las medidas de seguridad necesarias. En este caso sigue siendo fundamental la valorización del biogás y el estricto control de los lixiviados.

Teniendo en cuenta que la recogida y gestión de residuos de competencia municipal se considera servicio esencial. Y que todas las administraciones competentes deberán garantizar frecuencias de recogida suficientes, al objeto de evitar la acumulación de residuos fuera de sus contenedores, ABORGASE continuará con el tratamiento posterior de los residuos.

Cabe destacar que con la crisis del COVID-19 se ha comprobado una gran caída en la generación de residuos en torno a un 20%, debido a la disminución del consumo por el obligatorio cambio en el estilo de vida.

Flujo de residuos de envases

Los residuos procedentes de la recogida selectiva de envases continúan tratándose en la Planta de clasificación de envases, está sigue funcionando con normalidad, puesto que este tratamiento cumple con las instrucciones del Ministerio enfocadas a la clasificación de los residuos de forma automática, es decir, no se produce un contacto directo de los operarios con el interior de las bolsas. Extremando las medidas de seguridad y aislamiento frente al contagio.

El tratamiento consiste en la separación de los residuos de envases por sus características físicas más representativas, forma, tamaño, densidad, color, composición para poder ser enviada a los diferentes especialistas en reciclaje de cada tipo de material.

El tratamiento de los envases procedentes de la recogida separada, asegura que se sigue manteniendo el reciclaje en gran medida. En este caso, no se ha observado una caída del flujo de residuos.

Flujo de residuos Biosanitarios

Como no puede ser de otra manera, los residuos procedentes de hospitales han aumentado de forma exponencial, debido a la crisis sanitaria. En el centro Montemarta Cónica se incluye una planta de tratamiento de residuos biosanitarios, operada por la empresa GSA Servicios Ambientales.

La compañía GSA Servicios Ambientales ha anunciado la adaptación, "en tiempo récord", de su planta de procesado de residuos biosanitarios con el objetivo de incrementar y hacer más eficaz la gestión de deshechos derivados del Covid-19 en la comunidad andaluza.

De esta forma, la empresa sevillana ha logrado acondicionar, en menos de una semana, su planta de residuos biosanitarios, que se estima podrá procesar más de 6.000 kilos de residuos al día.

En la planta trabaja una plantilla de trabajadores especializados en la gestión de este tipo de residuos biosanitarios que, de acuerdo a la situación de emergencia, realiza su desempeño a tiempo completo durante 24 horas todos los días de la semana. GSA les facilita los más estrictos controles sanitarios para asegurar la integridad física de los empleados durante la prestación de este servicio, incluyendo los equipos de protección necesarios y los test de detección del virus, ha informado la empresa.

El circuito completo diseñado para la gestión integral de estos residuos comienza en la recepción de contenedores, sigue con el pesado y almacenamiento de los mismos para pasar, finalmente, a la planta de tratamiento, donde se lleva a cabo un proceso de esterilización por autoclave y una trituración previos al vertido final. El procedimiento de control es certificado por una entidad colaboradora de la Consejería de Medio Ambiente (ECCMA), que incluye además de su monitorización paramétrica, un control mediante indicadores biológicos y un análisis externo del residuo tratado.

Asimismo, GSA Servicios Ambientales también ha informado de que otros organismos gestores de residuos biosanitarios y procedentes de otras comunidades se han puesto en contacto con la compañía solicitando estos servicios altamente especializados.

En esta crisis sanitaria, la gestión de los residuos es una actividad esencial que no puede parar, y se está prestando de acuerdo a los estándares sanitarios y medioambientales. El Centro Montemarta Cónica, referencia en la comunidad andaluza en la gestión de los residuos, está respondiendo a la exigencia de una situación extrema de emergencia.

 

Fuente: https://catedraeconomiacircular-us.es

 

Cátedra de Economía Circular. Universidad de Sevilla. Escuela Técnica Superior de Ingeniería. Camino de los Descubrimientos s/n 41092 SEVILLA Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@Catedra Economia Circular - Maqueta: 2grcolor