• Portada
  • portada2
  • portada3
  • Portada4

La importancia de la gestión óptima de biorresiduos para alcanzar los objetivos fijados a nivel europeo

La normativa en materia de residuos establece retos importantes, tales como la limitación a un máximo de un 10 % de residuos municipales que pueden depositarse en vertederos para el año 2035; la implantación obligatoria de la recogida selectiva de biorresiduos antes del 31 de diciembre de 2023, así como el reciclaje de al menos el 55 % de residuos municipales en 2025 y el 60 % en el año 2030.

cambio climatico causas consecuencias 2

Estos retos ponen de manifiesto la necesidad de introducir mejoras en los sistemas existentes de gestión de los residuos municipales. En cuanto a los biorresiduos, la implantación de la recogida selectiva de la materia orgánica de forma obligatoria, se traduce en tener que tratar una cantidad mayor de fracción orgánica recogida selectivamente. En los últimos años la recogida selectiva de biorresiduos en España se ha incrementado de forma significativa, en 2018 alcanzó un valor de 1.006.000 t/año, frente a las 400.000 t/año recogidas en 2006.

Según las cifras recogidas en la última Memoria Anual de Generación y Gestión de Residuos del MITECO, en España existen 43 instalaciones de compostaje de fracción orgánica recogida separadamente. Entre ellas, se encuentra el Centro Integral de Tratamiento de RSU Montemarta Cónica, gestionado por ABORGASE, que presta servicio a más del 70 % de la provincia de Sevilla. En diciembre de 2018, el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la empresa municipal de limpieza Lipasam, inició la implantación del sistema de recogida selectiva de biorresiduos de los hogares y comercios con una primera experiencia piloto en Sevilla Este. Se pusieron en marcha distintas acciones de promoción y difusión de este nuevo sistema que se va ampliando de forma progresiva a otros barrios de la ciudad. Los contenedores de color marrón donde deben depositarse los biorresiduos cuentan con un sistema tecnológico y personalizado. El ciudadano debe darse de alta y recibir una tarjeta electrónica que, al aproximarse a un lector ubicado en la parte superior del contenedor, facilita su apertura.

En el centro Montemarta Cónica se recepcionan estos biorresiduos recogidos selectivamente y son tratados mediante el proceso de compostaje, que consiste en la descomposición biológica aerobia de la materia orgánica. Controlando parámetros como humedad, oxígeno y temperatura, se obtiene un compost final, que es sometido a controles de calidad y podrá ser utilizado como abono en agricultura, jardinería, horticultura, etc.

De esta forma, se logra que el residuo orgánico sea transformado en un recurso de importancia significativa, contribuyendo a la economía circular al convertir un residuo en un producto.

Las instalaciones de compostaje de fracción orgánica recogida separadamente serán de vital importancia para la consecución de los objetivos fijados a nivel europeo, introduciendo mejoras para aumentar la eficiencia de los procesos de cara a la implantación obligatoria de la recogida selectiva de biorresiduos antes del 31 de diciembre de 2023.

Fuentes: 

Fuente de la imagen: ABORGASE 

Cátedra de Economía Circular. Universidad de Sevilla. Escuela Técnica Superior de Ingeniería. Camino de los Descubrimientos s/n 41092 SEVILLA Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@Catedra Economia Circular - Maqueta: 2grcolor