• Portada
  • portada2
  • portada3
  • Portada4

Distribución de los fondos para gestión del agua y de residuos del Plan de Recuperación

 Se destinarán 100 millones de euros para el saneamiento en pequeños municipios, mientras que en materia de residuos se destinarán 421 millones de euros.


Memoria 2ª CEC 1

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha presidido la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente, principal órgano de cooperación entre el Gobierno central y las Comunidades Autónomas en materia medioambiental. Ribera ha detallado a los representantes territoriales los criterios para la distribución de los recursos previstos en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en materia de saneamiento y depuración, gestión de residuos y conservación de la biodiversidad y los criterios seguidos para su reparto y territorialización.

Actuaciones en materia de saneamiento y depuración

El objetivo de este plan es habilitar fondos para que las Comunidades Autónomas puedan llevar a cabo inversiones en saneamiento y depuración en aglomeraciones urbanas comprendidas entre los 2.000 y los 5.000 habitantes equivalentes, que no cumplan con los requisitos establecidos en la Directiva sobre tratamiento de aguas residuales urbanas.

El objetivo de este plan es acelerar las inversiones necesarias durante el periodo 2021-2023, concentrando en esta primera convocatoria un total de 100 millones de euros en ayudas para la construcción de estas infraestructuras. 

Financiación para proyectos de gestión de residuos

En la reunión también se han abordado las bases para la territorialización de las subvenciones dirigidas a financiar inversiones en materia de gestión de residuos. Dentro de la “Política Industrial de España 2030” del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia está recogido el “Plan de apoyo a la implementación de la Estrategia Española de Economía Circular y a la normativa de residuos”, que abarca una serie de reformas para el despliegue de la economía circular en España y se acompaña de un programa de inversiones.

El importe total de las inversiones en materia de residuos asciende a 421,12 millones de euros, que abarcan los 415,25 millones de euros correspondientes al Plan de Recuperación, 4 millones del PIMA Residuos, y 1,87 millones del Programa de Economía Circular. Otras líneas de financiación del Plan de Recuperación, dedicadas a la introducción de la Economía Circular en la empresa, serán objeto de futuras convocatorias.

Los criterios para el reparto territorial de estas cantidades tienen en cuenta la generación de residuos municipales, la distancia de cada Comunidad Autónoma respecto al objetivo de preparación para la reutilización y el reciclado para 2025 y su densidad de población.

Las ayudas se destinarán a proyectos en cuatro grandes líneas de actuación, que son las que fueron identificadas para España por la Comisión Europea en junio de 2019 como necesarias para cumplir con los retos comunitarios en materia de residuos municipales y de envases:

1. Implantación de nuevas recogidas separadas, especialmente biorresiduos, y mejora de las existentes: 199,40 millones de euros (47,35% de total).

2. Construcción de instalaciones específicas para el tratamiento de los biorresiduos recogidos separadamente: 68,52 millones de euros (16,27%).

3. Construcción de nuevas instalaciones de preparación para la reutilización y el reciclado de otros flujos de residuos recogidos separadamente: 136,06 millones de euros (32,31%).

4. Inversiones relativas a instalaciones de recogida (como puntos limpios), triaje y clasificación (envases, papel, etc), mejora de las plantas de tratamiento mecánico-biológico existentes y para la preparación de CSR (Combustible Sólido Recuperado): 17,14 millones de euros (4,07%).

En cuanto al plazo de ejecución de los proyectos financiables, se podrán tener en consideración los proyectos iniciados con fecha posterior al 1 de marzo de 2020, si bien su ejecución deberá finalizar como muy tarde el 31 de mayo de 2026.

Conservación de la biodiversidad

Asimismo, Teresa Ribera ha avanzado los criterios de reparto de fondos para inversiones previstas en el componente de conservación y restauración de ecosistemas y su biodiversidad del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, avanzando en los proyectos susceptibles de optar a estas inversiones, que para este 2021 ascienden a 601 millones de euros, de los 1.167 contemplados hasta 2023.

En este bloque se contemplan inversiones de 60 millones de euros para actuaciones de corrección de tendidos eléctricos en prevención de electrocuciones de avifauna; otros 130.5 millones de euros dedicados a la recuperación de zonas afectadas por la minería, y 550 millones para actuaciones de infraestructura verde y restauración, recuperación de especies y ecosistemas, actuaciones forestales, biodiversidad urbana, etc.

Contaminación difusa por nitratos

Ya al margen de los fondos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, en la reunión se ha informado además sobre la redacción del proyecto de Real Decreto sobre protección de las aguas contra la contaminación difusa producida por los nitratos procedentes de fuentes agrarias

El objetivo de este Real Decreto, que se presentará al próximo Consejo Nacional del Agua, es establecer las medidas necesarias para prevenir y reducir la contaminación de las aguas superficiales continentales, las aguas de transición, las aguas costeras y las aguas subterráneas, causada por los nitratos procedentes de fuentes agrarias, y actuar preventivamente contra nuevas contaminaciones de esa clase.

Plan PIMA Ecosistemas

Asimismo, se ha informado de una nueva convocatoria del Plan de Impulso al Medio Ambiente (PIMA) Ecosistemas, dotada con 8,3 millones de euros procedentes de subastas de derechos de emisión, a celebrar con cargo a los recientemente aprobados Presupuestos Generales del Estado de 2021.

El PIMA Ecosistemas actúa en el ámbito de los bosques, pastos y sistemas agrarios. El objetivo es el diseño de medidas que consideren de manera conjunta la mitigación del cambio climático (por la mejora de los sumideros naturales) y la adaptación a sus efectos, de manera que ambas vertientes se refuercen mutuamente, logren eficiencias sinérgicas, maximicen el uso de recursos limitados y minimicen cualquier conflicto potencial, mejorando la eficacia en la lucha contra el cambio climático y contribuyendo a la consecución de los objetivos establecidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) y el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC) en sectores clave como son el forestal y agrario.

  Fuentes:

MITECO

NOTA DE PRENSA. LA MONCLOA

Cátedra de Economía Circular. Universidad de Sevilla. Escuela Técnica Superior de Ingeniería. Camino de los Descubrimientos s/n 41092 SEVILLA Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@Catedra Economia Circular - Maqueta: 2grcolor