Estrategia de la Comisión Europea para reducir las emisiones de metano

Nuevas Tecnologias EC

La Comisión Europea presentó el pasado miércoles una estrategia para reducir las emisiones de metano, como parte del Pacto Verde Europeo, con medidas para transformar los sectores de la energía, la agricultura y los residuos, que suponen cerca del 95 % de las emisiones mundiales de metano asociadas a la actividad humana.

El metano es, tras el CO2, el segundo gas de efecto invernadero que más contribuye al cambio climático. Es también un potente contaminante atmosférico local que causa graves problemas en la salud humana. Por todo ello, combatir las emisiones de metano es fundamental para alcanzar los objetivos propuestos de reducción de emisiones para 2030 y lograr la neutralidad climática de aquí a 2050, pilar en el que se basa la estrategia de la UE que condensa el Pacto Verde Europeo.

La UE abordó por primera vez las emisiones de metano con una estrategia adoptada en 1996, adoptando iniciativas regulatorias que contribuyeron a reducir las emisiones en sectores clave. En relación con los niveles de 1990, las emisiones de metano del sector energético se han reducido a la mitad, mientras que las de residuos y agricultura se han reducido en un tercio y poco más de un quinto, respectivamente. Sin embargo, las emisiones de metano siguen siendo un desafío importante en cada uno de estos sectores.

La estrategia destaca las siguientes acciones intersectoriales:

1. Mejoras en la medición y la notificación de emisiones de metano de empresas de todos los sectores relevantes, incluso a través de iniciativas sectoriales específicas.

2. Establecimiento de un observatorio internacional de emisiones de metano anclado en las Naciones Unidas, encargado de recopilar, verificar y publicar datos antropogénicos de emisiones de metano a nivel mundial.

3. Fortalecimiento de la detección y el seguimiento por satélite de emisiones de metano a través del programa Copernicus de la UE, con miras a contribuir a una capacidad coordinada por la UE para detectar y supervisar grandes emisores.

4. Revisión de la legislación medioambiental para abordar de forma más eficaz los problemas relacionados con las emisiones de metano.

5. Apoyo específico para acelerar el desarrollo del mercado de biogás de fuentes sostenibles como estiércol o residuos a través de las próximas iniciativas políticas. Esto incluirá el futuro marco regulatorio del mercado del gas y la próxima revisión de la Directiva de Energías Renovables. La Comisión propondrá un proyecto piloto de apoyo a las áreas y comunidades agrícolas en la construcción de proyectos de biogás y el acceso a fondos para la producción de biogás a partir de residuos agrícolas.

En relación al sector de residuos, minimizar la eliminación de residuos biodegradables en vertederos es fundamental para evitar la formación de metano. Por estas razones, los Estados miembros deberían hacer cumplir más estrictamente las leyes, como los objetivos de desviación de biorresiduos en vertederos y el tratamiento de residuos biodegradables antes de su eliminación para neutralizar su degradabilidad.

En la revisión de la Directiva sobre vertederos requerida para 2024, la Comisión considerará varias acciones relacionadas con la gestión del gas de vertedero:

  • Nuevas técnicas para reducir las emisiones de metano. Esto puede incluir la aireación de la masa del vertedero para inhibir la generación de metano, aumentando el uso de gas de vertedero para generar energía, o cuando ninguna de las opciones es posible, el uso de técnicas que oxidan eficazmente el metano como la biooxidación.
  • Mejorar el seguimiento, la presentación de informes y verificación, que es clave para medir los impactos y mejorar el desempeño en este campo a lo largo del tiempo. En el Plan Estratégico 2021-2024 de Horizonte Europa, la Comisión considerará proponer investigaciones específicas sobre residuos y tecnologías de biometano.

Por tanto, esta Estrategia identifica un conjunto de acciones que lograrán reducciones significativas de emisiones de metano en los sectores de la energía, la agricultura y la gestión de residuos en la UE y a nivel internacional. Estas medidas ayudarán a cumplir los compromisos de la UE en el marco del Pacto Verde Europeo y el Acuerdo de París hacia la neutralidad climática, así como la reducción de la contaminación del aire. Se requerirá una acción decidida por parte de los Estados miembros de la UE, países no pertenecientes a la UE y partes interesadas. La Comisión seguirá supervisando los avances en relación con la reducción de las emisiones de metano.

Fuente: Comisión Europea: estrategia para reducir las emisiones de metano.

Fuente imagen: The Conversation

 

Cátedra de Economía Circular. Universidad de Sevilla. Escuela Técnica Superior de Ingeniería. Camino de los Descubrimientos s/n 41092 SEVILLA Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

@Catedra Economia Circular - Maqueta: 2grcolor